Gloria Anzaldúa: identidad y decolonialidad en “La frontera Borderlands La Nueva Mestiza”

  • Fernando Limeres Novoa

Resumen

Borges en “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz” escribió: “Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”.  Este alarde retórico merece ciertas consideraciones. En principio, el “destino” es un significante literario: imperativo de los héroes de la épica, territorio discursivo donde se funda el primer mito de la masculinidad en la antigüedad clásica cuya impronta se prolongará en la reelaboración operada en cantares de gesta medievales;  en los que el principal componente de la morfología heroica vuelve a ser la  dócil aceptación de la imposición exterior de un  destino por sobre la voluntad individual. De este modo, el destino supone un camino irreversible que anula  toda injerencia del albedrío que ya había dejado su libertad entreparéntesis

Publicado
2020-02-12
Sección
Articles