20

La comunidad

Juan Martínez

El ser humano es un animal que por sí solo nunca desarrollará cultura, ni lenguaje y mucho menos algún tipo de capital. El principal error del individualismo metodológico es pensar que la acción social comienza cuando un individuo-actor se enfrenta a otro cargado de motivaciones y con intenciones específicas. La acción social es la manifestación, el resultado, del aprendizaje cultural que absolutamente todos los seres humanos han recibido en sus comunidades o grupos sociales.
Es la comunidad la que dota del sentido que el individuo comprenderá y reproducirá en forma de arte, de política, de economía, de religión, entre otras formas, y son las relaciones entre los individuos las que dotan de sentido la participación de éstos en la posesión de un cierto capital o de un cierto conocimiento. Es importante retomar, entonces, la noción fundacional de la comunidad como grupo cultural para comprender cómo los individuos adquieren y reproducen el conocimiento y cómo los individuos llevan a cabo acciones en torno a sus comunidades y a sus grupos sociales, incluyendo por supuesto el desarrollo.
Por comunidad entiendo un grupo de individuos que habitan en conjunto y que han establecido lazos de colaboración para el mantenimiento de los miembros. Los grupos sociales son conjuntos de individuos que no colaboran necesariamente para el mantenimiento de los miembros. La cooperación es la característica fundamental para la definición de una comunidad. Esta cooperación significa la dotación de trabajo de los individuos en función de sus capacidades, sus recursos y sus intereses.
Las comunidades y los grupos sociales no siempre están territorializados o asentados en un espacio específico. Los seres humanos, como animales gregarios, procuran vivir en manada y reconocen los límites de su influencia en el territorio. No obstante, cada nuevo individuo genera nuevas necesidades para el grupo por lo que siempre está en consideración la posibilidad de migrar, de extenderse o de separarse.
Si bien los seres humanos son gregarios, viven en comunidad, reconocen los límites de su influencia en el territorio y se mantienen dentro de estos límites, han tenido una historia de cientos de miles de años de expansión hasta poblar o haber pisado casi toda la superficie del planeta. Empero, el surgimiento de las grandes localidades, de las grandes comunidades asentadas, es un fenómeno reciente, de apenas 15 mil años o menos. Esta cifra puede parecer inmensa ante el hecho de que la esperanza de vida hoy es de 80 años, pero es una cifra minúscula si la comparamos con la historia completa de nuestra especie.
A partir de la revolución neolítica , los seres humanos establecieron comunidades asentadas en territorios específicos, la recolección fue sustituida por la agricultura y la caza por el pastoreo. Estos grupos humanos asentados que siempre tuvieron relaciones de parentesco y que siempre trabajaron colaborativamente comenzaron una última carrera de la humanidad en torno a su desarrollo. Asentados, los seres humanos producen lugares de descanso en vida, nichos, nidos o viviendas. Estas viviendas funcionan como lugar de protección para los seres humanos y sus crías.
En todas las regiones del planeta, todas las sociedades que se conocen tienen algún tipo de vivienda que responde a las necesidades de los individuos en todos los contextos. Despojados de pelaje, de grandes garras o colmillos, pero dotados de una inteligencia y capacidades para la transmisión del conocimiento, los seres humanos siempre procuran algún tipo de protección para sí mismos y los miembros de sus grupos. Estas protecciones (ropa, calzado, viviendas, armas) están dotadas de significados que la comunidad reconoce y reproduce. Estos significados son manifestaciones culturales creados en comunidad y reproducidos entre ellos.
La transmisión del conocimiento que comienza entre la madre y el hijo, pronto es complementada entre otros miembros de la comunidad y los más jóvenes. ¿Qué vestir? ¿Qué comer? ¿Dónde vivir y con quién? Son algunas de las primeras preguntas contestadas en comunidad y es precisamente en la transmisión de este conocimiento que se crea la Cultura. Entiendo ‘cultura’ como todo lo que los individuos humanos producen y que no está determinado por su biología. Es decir, comer, beber o dormir no son acciones culturales, pero sí es cultural el cómo beber, cómo comer, cómo dormir y con quién.
El individuo es el creador del conocimiento, pero es la comunidad la depositaria del conocimiento y la encargada de su preservación. El individuo es un actor, pero también lo es la comunidad. El individuo es un actor que habita en un tiempo y en un lugar específico, ocupa un lugar en el espacio. La comunidad también es un actor pero que tiende a prevalecer en el tiempo mediante la cultura y la transmisión del conocimiento entre sus miembros.
Hay que aclarar que comunidad y grupo social no son sinónimos. Una comunidad puede ser un grupo social o puede tener muchos grupos sociales en su interior, diferenciados por sus intereses, sus tradiciones o sus necesidades. Un grupo social puede ser una comunidad o puede tener comunidades dentro relacionadas sobre la base de la cooperación para su preservación. La primera forma comunitaria es la relación madre e hijo, una relación basada en la cooperación para la preservación. De esto, un grupo social pueden ser las madres y otro los hijos.
Con la revolución neolítica y el surgimiento de las comunidades asentadas se propició el surgimiento y preservación de los excedentes de producción. Al ser nómadas, los humanos sólo podían poseer aquello que podían cargar. En las localidades o lugares de asentamiento, las comunidades pueden preservar el excedente de su trabajo en lugares de almacenamiento para su consumo posterior o incluso el intercambio con otras localidades que producen bienes diferentes.
La comunidad asentada tendrá problemas contingentes y desarrollará estrategias de solución para estos problemas. Algunos problemas serán previstos y las estrategias para su solución pueden estar planeadas desde antes. La hambruna, por ejemplo, es un problema previsto cuya solución se plantea con el almacenamiento de granos y la reproducción de los animales de granja. Los conflictos entre los miembros de la comunidad no son tan fácilmente prevenibles pero toda comunidad deberá generar los acuerdos necesarios para su solución o correrá el riesgo de escindirse o incluso desaparecer.
La base política de los acuerdos y de los conflictos, así como la base de la regulación económica no puede ser pensada fuera de la lógica de cooperación comunitaria. Partir de la noción de voluntad de poder para comprender la política o de la noción de utilidad individual para comprender la economía es dar por supuesto todo el proceso no natural que desarrolló el ser humano en comunidad a partir de prácticas culturales específicas. De esta forma, las instituciones creadas sobre la base comunitaria como el Estado o el Mercado tienen fundamentos culturales indisolubles. La administración de los recursos de la comunidad es la base para la creación de las instituciones políticas y económicas, que en sociedades específicas es el Estado y el Mercado, pero en otras es el Tlatoani y el Tequio.
Dentro de las comunidades se crean grupos entre los individuos, estos grupos están diferenciados y reconocidos entre ellos por sus características, necesidades o intereses. La división del trabajo dentro de una comunidad es la principal creadora de grupos ya que la convivencia entre individuos y la cooperación genera lazos de amistad y reciprocidad entre ellos. Las madres, los hijos, los pescadores, los agricultores, son grupos que se van formando al interior de la comunidad. ¿Crean comunidades estos grupos? No realmente si el fruto de su trabajo está destinado a la comunidad en general.
Estos grupos también son actores cuando manifiestan posiciones compartidas por las características de los lazos que los unen. De esta forma cada grupo puede ser un actor también cuando la comunicación se da entre miembros de una comunidad. Tenemos, entonces, a los individuos como actores, a la comunidad como actor y a los grupos como actores. Un actor, es un individuo o grupo de individuos que tiene un interés específico sobre otros actores. Entre actores se transmiten mensajes, órdenes y entre actores hay acuerdos y conflictos.

2017