22

Las dos Españas y la herencia colonial

Roberto Vila De Prado

Año 3, No. 22, mayo 2017

En la bibliografía tradicional se pueden encontrar dos grandes simplificaciones excluyentes, con respecto a la cultura española:
. La “España eterna” fue ocupada, durante casi ocho siglos, por los árabes a quienes logró expulsar de la Península, “preservando la pureza de la fe cristiana y evitándole a Europa el contagio de la barbarie mahometana” (Fernández Retamar, 1976, p. 11 ); y

a. En el otro extremo, se encuentra la “leyenda negra” que rechaza todo lo español. Se trata de una visión de España que la concibe como fanática, inquisitorial, enemiga del progreso y con gran disposición a la violencia.

Este tema tiene gran importancia porque la cultura española influyó directamente en las colonias. Como dice Fernández Retamar, se debe rechazar la totalidad que expresan la “España eterna” y la España de la leyenda negra:
α) En España convivieron durante siglos cristianos, moros y judíos influyéndose mutuamente, lo que enriqueció a las tres culturas. Vemos también a España en aquella época (Siglos IX y XII) donde la cultura árabe era superior a la latina, constituyendo un eslabón entre la Cristiandad y el Islam; y vivificando el “mundo cultural europeo: se hace sentir en su filosofía, en su literatura, en su ciencia, en su técnica y sus cultivos, en sus hábitos; en Santo Tomás, en Dante…” (Fernández Retamar, 1976, p. 169).
β) La otra cara de la medalla es la que expone Grosfoguel (2013, pp. 39-40), refiriéndose a la ley de pureza de sangre:

b. “La destrucción masiva de la espiritualidad y el conocimiento islámico y judío mediante el genocidio, llevó a la conversión forzada (genocidio cultural) de los judíos y los musulmanes que decidieron permanecer en el territorio”.

c. “Convirtiendo a los musulmanes en moriscos (musulmanes conversos) y a los judíos en marranos (judíos conversos), se destruyó su memoria, su conocimiento y su espiritualidad (genocidio cultural).”

d. “Esto último era una garantía de que los futuros descendientes de marranos y moriscos nacerían completamente cristianos sin rastro en la memoria de sus ancestros.”
Existe una dualidad de culturas, como se manifiesta en los párrafos α y β. En consecuencia, “procederemos a enjuiciar la primera, asimilando críticamente cuanto en ella se considere ganancia de la humanidad” (Fernández Retamar, 1976, p. 9). En tanto gran parte de la cultura iberoamericana proviene de la cultura española, su estudio debe tener en cuenta la citada dicotomía.

Bibliografía

GROSFOGUEL, R. (2013). Racismo /sexismo epistémico, universidades occidentalizadas y los cuatro genocidios/epistemicidios del largo Siglo XVI”. En Tabula Rasa No. 19 (julio-diciembre).Santa Fe de Bogotá.

FERNÁNDEZ RETAMAR, R. (1976) “Contra la leyenda negra”. La Habana. [cdigital.uv.mx/bitstream/123456789/7259/2/19765P4.pd].

Roberto Vila De Prado. Profesor Emérito UAGRM. Santa Cruz de la Sierra Bolivia.

830total visits.