vc

Un enfoque más de la crisis en Venezuela…

Diana Milagros Rueda de Aranguren

Situaciones complejas, difíciles y controversiales las viven actualmente muchos países, proyectando a vista de otros sociedades en conflictos; pero en este real tiempo, con mucha preocupación y quizás con el desasosiego de la desesperación, no miro más allá de mi terruño…..Hoy, no quiero analizar el impacto, la consecuencia ni mucho menos la posición que se tenga, hoy me preocupa y ocupa Venezuela, tierra bendita y alabada por tanto tiempo, por sus tierras favorecedoras al encanto de cualquiera, por su gente “chévere” y “pana”, por sus bellezas femeninas y por tantas cosas más, que en oportunidades hasta se mal interpretaban tildándonos de echones y prepotentes (eso creo que lo daba el tener mucho)……en fin, un gran país lleeeeeno de petróleo y riquezas naturales que se encuentra actualmente ahogado en la miseria, el desabastecimiento, la carencia y el infortunio de la desesperanza……Sofocados en angustia e incertidumbre, sombreado a la vez por el peor sentimiento de la raza humana, el odio y la venganza. Guao, cómo me cuesta escribir esto…….y es como dije en el inicio, este es el real tiempo que nos embarga. Por lo tanto, cuán difícil se ha tornado el análisis veraz de la situación actual de Venezuela; por ello, cabe el análisis crítico reflexivo que necesariamente opta por mirar un lado de la razón, porque a mi parecer están clarísimo ambos lados…realidades ciertas de una sociedad en conflicto. Paradójicamente nos ufanamos por haber despertado a un pueblo dormido (sumiso-invisibilizado), de haber logrado que un pueblo que parecía ser superficial en sus intereses y no poseer arraigo patriota e identidad nacional, virara hacia la participación, el elogio a los símbolos patrios, la sensibilidad regional y sobretodo la defensa a su pedacito de tierra, su patria……pues sí, eso verdaderamente se logró!, la gente despertó y se visualizó un pueblo activo, preocupado, deseoso de figurar y participar.
Pero definitivamente algo pasó, algún corto circuito se desarrolló en la conducta de estos habitantes ávidos de justicia social e identidad patria que produjo un voraz desencadenamiento de resentimiento y animadversión entre sus pares, alimentando un odio (considerado particularmente como irracional), que arrojó como consecuencia lo que particularmente yo creo que es lo más grave que nos aqueja, un ENFRENTAMIENTO DE CLASES……sí, nuevamente en la historia de la humanidad emerge con muchísima fuerza y vigor el concepto social de la lucha de clases…El rico-El pobre… se creía superado?, no existía en Venezuela?, jamás había sucedido?, o simple y llanamente era que estaba solapado y el verbo encendido de un líder lo destapó. Y ahora? Cómo se recoge tanta pasión desbordada, tanto patriotismo de parte y parte. A quién se le atribuye la defensa de la soberanía de uno de los mejores países del mundo? …Será que se debía dejar quieto al que estaba quieto…. Me niego a creer eso…..Era necesario el sacudón que ese líder dio, era el momento, era el contexto, peeeeero, allí lo grave del momento, pero, se debía internalizar con conciencia, convicción y entendimiento lo que verdaderamente queríamos. El despertar de una sociedad encadenada y colonizada a un horizonte que nos trasladara al reconocimiento del Otro y a la sensibilidad ética de una sociedad unida en búsqueda de su descolonización de pensamiento más que de su geografía. Algo pasó, algo definitivamente inadecuado pasó y se desvirtuó el plan…queríamos Igualdad Social, respeto y consideración, visibilización de los desposeídos, surgir en un torrente flujo ético como pueblo único y unido… pero insisto, la VIVENCIA cotidiana, diaria, directa y experiencial, nos muestra OTRA realidad de la situación….esa que nos tiene enfrentados y a punto de un estallido en guerra civil (jamás pensada por algún venezolano), no se trata de posiciones partidistas ni de tomar un bando…no es de derecha ni izquierda, no es de patriotas o traidores, no es de buenos o malos, más aún, no es de opositores o chavistas….es de un pueblo!, una sociedad!, unos ciudadanos del mundo que sufren trágicamente un momento histórico que jamás pensaron vivir…es carencia, dolencia, miseria, frustración, impotencia, que no hace más que desarrollar desesperación….así está Venezuela ahorita…y este pensar que comparto es el de millones de venezolanos que sólo queremos trabajar, aportar y construir una Latinoamérica potencia.

milyaranguren@hotmail.com